Miedo a conducir

El miedo a conducir es conocido como amaxofobia.

 

Definición de miedo.

El miedo o temor es la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario presente, futuro o incluso pasado. Se crea un sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea.

 

El miedo no es malo.

El miedo es el que activa a nuestro cuerpo para que tomemos precauciones y nos protejamos ante un peligro existente en nuestro entorno, entonces es nuestro aliado en este tipo de situaciones para asegurarnos que nos vamos a mantener con vida. Por ejemplo, ante un situación como un sismo donde hay un riesgo real, el miedo activa tu estado de alerta que te permite huir ante el peligro.

El miedo es entonces una forma de advertir que hay un riesgo y nuestra integridad esta en peligro, no tener miedo bajo ninguna circunstancia podría llegar a poner en peligro nuestra vida.

 

¿Pero que pasa si ese miedo te paraliza?

Aquí es cuando el miedo se convierte en tu enemigo ya que te limita el pensamiento y no te permite actuar.

 

 ¿Y si el riesgo que percibes no es real?

Basándonos en el ejemplo anterior, ¿Qué pasa si el sismo no es real? ¿Qué pasa si sólo esta en tu mente y lo imaginas con lujo de detalles? ¡Correcto! tu cuerpo va a reaccionar a este estímulo como si realmente estuviera pasando.

 

Entonces… ¿No existe el riesgo de sufrir un accidente cuando se conduce?

Conducir conlleva un riesgo como otras actividades, pero no es lo común. ¿Sabías que los accidentes de tránsito en las escuelas de manejo son muy, pero muy bajos? ¿Por qué crees que pase esto si los autos transitan gran parte del día? Además, los conductores se están enseñando, no tienen experiencia ¿no crees que sería normal tener muchos accidentes?.

Analiza lo siguiente…

¿Has visto los que instalan servicios telefónicos y tv de paga? ¿cómo caminan por las orillas de las azoteas?.

Si tu te subes a tu azotea de seguro si vas acercarte a la orilla lo haces lentamente y poco a poco, das pasitos muy pequeñitos, si te vas a asomar hasta sacas la cabeza con tal de no acercarte tanto.

Entonces, los nuevos conductores tienen algo muy importante que no se debe de perder, respetan las normas y extreman precauciones.

En el exceso de confianza esta uno de los principales riesgos.